Premiados en el mundo

Lácteos San Gotardo

Purísima materia prima, tecnología de punta y secretos que se mantienen de generaciones.
San Gotardo tiene la receta ganadora para lácteos que se llevan los laureles en Argentina y en el mundo.

Quesos duros

Sbrinz (Reggianito)

De inconfundible aroma, noble y robusto. El queso Reggianito Argentino es estacionado 6 meses a 16° C y con 82% de humedad.

Sardo

De sabor picante y puro. Perfecto rallado, para acompañar un aperitivo antes de las comidas o para una típica picada criolla.

Provolone

Reconocido mundialmente por su sabor y aroma, debido al clima y la pastura con que se alimenta al vacuno. De grano comprimido, que cruje al partirlo, y un alto tenor graso.

Parmesano

Procedente de Italia y de consistencia dura y granular. Su sabor es inconfundible: fuerte y con un toque de picante. Usado rallado o gratinado.

Quesos semiduros

Fontina

De consistencia semidura, compacta, elástica, con ojos lisos, bien distribuidos y sabor láctico. Graso, de humedad intermedia, es madurado un mínimo de 60 días.

Pategrás

Contextura suave, famoso por sus agujeros “ojos”, brillantes y dulces. Es el queso “cáscara colorada”, ideal para acompañar una picada o para comer de postre con dulce de batata.

Provoleta

Picante y agradable. El Queso Provolone Hilado Argentino es un queso creado especialmente para asar a la parrilla. Su pasta es dura, compacta, semi-consistente.

Tybo

Sabor cremoso y suave, con delicado aroma. De textura resistente, ideal para fetear.

Quesos blandos

Cuartirolo (cremoso)

El queso cuartirolo, o cremoso es ideal para comer con tostadas en el desayuno o la merienda, es único por su sabor puro, refrescante y nutritivo.

Port Salut

Debe su nombre al lugar de su origen: Abadía de Port Salut, Francia. De alta humedad, maduración intermedia y sabor suave. Ideal para usarlo en la cocina.

Mozzarella

Fibroso y graso, puede ser degustado al natural o fundido. La pizza le ha dado fama, pero es muy utilizado también fresco en ensaladas.

Ricotta

De color blanco, sabor suave y textura blanda y granulosa, es un elemento estrella en la cocina italiana, empleándose para postres y platos salados por igual.

Dulce de leche

Cremoso, dulce, de color castaño acaramelado, proveniente de la reacción de Maillard.

Crema de leche

De color blanco, sabor suave y agradable. Es obtenido de la separación de la grasa de la leche por procedimientos tecnológicamente adecuados.

Manteca

Suave y cremosa, es obtenida por el batido y amasado de la crema de leche. Es apta para tortas, galletitas, budines, salsas y todo tipo de platos.